Las empresas frente a una generación inconforme

Actualizado: 18 de abr de 2019

Hoy en las organizaciones se sienten los cambios culturales que nuestra sociedad poco a poco ha ido instaurando, generado una serie de nuevas problemáticas; como lo es la integración vida laboral, familiar y personal. Lo que se ha visto reflejado en la última encuesta CADEM, la cual al hacer zoom al área laboral demuestra las diferentes necesidades y demandas que se establecen en el mercado dependiendo de la edad de los trabajadores.

Nos enfrentamos a un escenario que divide a la sociedad por generaciones profundamente diferentes: Baby bommers, Generación X, Millenials y Generación Z. Pero dentro de estas, la que más genera incertidumbre es la con mayor cantidad de habitantes, es decir los Millenials, hombres y mujeres entre 21 a 34 años.

Con más de 5 millones en el país de jóvenes adultos entrando la gran mayoría al mundo laboral y siendo uno de los mayores motores de la economía actual. Pero el 42% de ellos considera que el trabajo es solo un medio para poder financiar la vida y las necesidades, su motivación es la posibilidad de lograr un equilibrio entre vida personal y profesional, que busca la empleabilidad antes de emprender y por sobre todo, un 63% cree que lo más importante a la hora de elegir un trabajo es que te guste.


Lo que genera un mix difícil de obtener a la hora de elegir un trabajo. Como consecuencia es que las empresas tienen que desarrollar nuevas estrategias para retener el talento, originando, como explica María José Bosch, Directora Académica del Centro Trabajo y Familia de ESE Business School y autora del libro Conciliación Trabajo y Familia, el sentido y propósito dentro de las instituciones; para hacer que los negocios sean sustentables en el tiempo de la mejor forma posible.

Nuestra Consulting Partner de e.Talent, Paula González, señala que “la mejor forma de retener el talento joven es mediante un trabajo desafiante con sentido, con un clima laboral positivo y donde puedan conciliar el trabajo con sus intereses personales”. De la misma forma Patricia Hernández, socia de la misma empresa, expresa “para que esto funcione se debe generar un doble trabajo, porque es una compra mutua entre el joven profesional y la institución, hoy, más que nunca, les importa los valores y misión de la empresa, queriendo ser un aporte a la sociedad”.

Ambas explican que a los jóvenes si les importa el sueldo, pero aquellos que priorizan lo monetario tienen poca continuidad en la organización, logrando poca fidelidad y compromiso; mientras que las empresas que venden su ideología y pacto de responsabilidad social tienen una ventaja frente a su competencia. Por lo que se debe buscar que profesional se sienta parte de la empresa y comprometido con su propósito a través de lo que se conoce como “soft skills”: trabajo en equipo, empatía, liderazgo y flexibilidad.

24 vistas

© e.talent

info@etalent.cl |   Cerro Colorado 5240, piso 10, Torre II, Las Condes, Chile

  • Black LinkedIn Icon
  • Black Instagram Icon
  • Facebook Basic Black